Search
domingo 15 septiembre 2019
  • :
  • :

ATE en Contralmirante Cordero: ¡qué no ni no!

ATE en Contralmirante Cordero: ¡qué no ni no!

La decisión de los trabajadores municipales de Contralmirante Cordero de afiliarse a ATE produjo una violenta reacción del Intendente, quien con el apoyo del Gobernador quisieron evitarlo a toda costa. Pero nada de eso parece detener a los compañeros. Nota de El Trabajador del Estado

 

ATE corderoContralmirante Cordero es una localidad ubicada en el Alto Valle de Río Negro. A mediados de marzo, más de la mitad de los trabajadores de su municipalidad decidieron afiliarse a la ATE, hecho que generó una reac­ción inesperada en el Intendente Gustavo Pita, quien inició un grave proceso de persecución hacia los empleados despidiendo a nueve tra­bajadores -con más de cuatro años de antigüedad y con funciones esencia­les para la prestación de los servicios-sólo por su pertenencia gremial.

Con ATE no se jode

Tras los despidos vino la respuesta del sindicato: corte de la ruta 151 y los bloqueos del Corralón Munici­pal y del ingreso a la sede municipal. La contraofensiva del intendente con el apoyo del gobernador Alberto Weretilneck fue imputar al Secre­tario General del CDP rionegrino, Rodolfo Aguiar –junto a Dora Fer­nández, Danilo Sinchini, Salvador Nicosia y Javier Hermosilla– por un delito gravísimo como es el de coac­ción agravada, para el que está pre­vista la cárcel efectiva.

Detenciones y desalojos por la fuerza

Durante la madrugada del lunes 23 de mayo la Policía de Río Negro desalojó por la fuerza a los trabajadores que pacíficamente protestaban en uno de los ingresos a la Municipalidad de Contralmirante Cordero y detuvo a dos empleados de esa comuna: Álvaro Poblete y Maximiliano Cifuentes, junto a unos vecinos que hacían el aguante. Días después hizo lo mismo con el delegado gremial, Javier Her­mosilla quien fue detenido e incomu­nicado en la ciudad vecina de Cinco Saltos. Naturalmente, ATE volvió a la lucha con cortes y bloqueos en reclamo de la reincorporación de los despedidos y de un aumento salarial.

Brutal represión policial

Con gases, balas de goma y una marcada brutalidad en su accionar la policía rionegrina reprimió a los trabajadores que cortaban la ruta 151 mientras el intendente anun­ciaba otros nuevos diez despidos.

En ese marco se declaró un paro por tiempo indeterminado y la protesta se trasladó nuevamente a las puertas del edificio municipal, donde la policía provincial volvió a la carga con dureza disparando balas de goma y gases lacrimógenos que dejaron media docena de heridos. Entre ellos, Rodolfo Aguiar, quien recibió de un efectivo policial un bastonazo en la boca.

Aunque intenten evitarlo con palos, gases y detenciones, ATE no para de crecer en Contraalmirante Cordero y en toda la provincia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *