Search
miércoles 12 diciembre 2018
  • :
  • :

Las mujeres de ATE colmaron las calles en este Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Una jornada histórica se vivió a lo largo de este 8 de marzo en todo el territorio rionegrino cuandomiles de mujeres pararon y salieron a las calles a reclamar por los derechos que les corresponden y denunciar las distintas situaciones de injusticia a las que se ven sometidas por el solo hecho de ser mujeres.

Tanto la convocatoria realizada por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que llamó a un Paro Nacional, solo de mujeres – en el cual los trabajadores varones debieron cubrir todos los puestos laborales durante esa jornada –como la realizada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro, que llamó al paro y la movilización, tuvieron una impresionante participación.

Así, una marea femenina rebalsó cada rincón de territorio sosteniendo con la alegría del encuentro y la fuerza de la unidad los reclamos y consignas que vienen elaborando y exigiendo a lo largo de cada día para terminar contra todas las injusticias y los tipos de violencia, para que se cumplan los derechos vigentes y para que se establezcan todos los que aún quedan pendientes.   

En este sentido, el nivel de organización demostrado en el cúmulo de acciones de un movimiento de mujeres que crece sin pausa no espera menos que respuestas concretas en cada ámbito, la mayoría de las cuales, deberían contar con un Estado a la altura de las circunstancias y al servicio del pueblo para garantizar el cumplimiento de las demandas.

Trabajadoras en lucha

La resistencia a la violencia económica del ajuste, la desigualdad salarial, el rechazo a la reforma previsional, a los despidos, al techo a las paritarias, los femicidios, y trans-travesticidios, son algunas de las consignas que aunaron mujeres referentes de todas las centrales sindicales del país y de movimientos sociales, que decidieron marchar en unidad este 8 de marzo.

Para esta fecha,  el Sindicato de los estatales lanzó un Paro Nacional de 24 horas, en una resolución que  fue tomada en el seno del Consejo Directivo Nacional, con representantes de todo el país. La medida de fuerza abarcó sólo a las mujeres, por lo cual, los trabajadores varones debieron cubrir todos los puestos laborales durante esa jornada.

Es así que durante la mañana se llevó adelante el paro, con cese de actividades laborales y acciones de visibilización en los lugares de trabajo. En tanto que por la tarde hubo marchas y concentraciones en todas las localidades de la provincia junto a organizaciones y espacios de mujeres las distintas entidades territoriales, sociales y políticas bajo la consigna: “Vivas y con derechos nos queremos, ni un despido más, ni una trabajadora menos”, haciendo énfasis  en la centralidad del trabajo en la vida de las mujeres.

Cabe destacar que en ATE –el Sindicato estatal más grande del país, con 300.000 afiliados- el 56% son mujeres. Lo que demuestra su gran participación y militancia por las luchas sociales. Del mismo modo, la CTA Autónoma, junto a distintas organizaciones sociales, gremiales y políticas, llevó adelante esta jornada con una participación histórica.  En este marco, la Central destacó que este día es el Día de la Mujeres Trabajadora, y llamó a seguí peleando por las deudas pendientes en los distintos ámbitos, como es el laboral.  

Así, se reiteró  la denuncia sobre desigualdades inaceptables, como el hecho de ganar un 27% menos que los hombres o no ser convocadas en puestos estratégicos. Son las mujeres, además, las más precarizadas en el ámbito laboral, y quedan cuentas pendientes como la pelea por el cupo y la paridad en todos los cargos electivos, el reconocimiento del trabajo no remunerado que se realiza en las casas y la comunidad, la derogación de la reforma previsional, el acceso a la seguridad social, el 82% móvil y la implementación total de la ley de emergencia social y alimentaria, Convenios Colectivos de Trabajo con perspectiva de género.

Igualmente, y como un grito desgarrador por la cantidad de mujeres que siguen perdiendo la vida día tras día producto de la violencia machista, se volvió a reclamar por presupuesto genuino para que se implemente en su totalidad la Ley 26.485 para erradicar la violencia hacia las mujeres. 

Algunos de los puntos expuestos en las movilizaciones fueron

  •  Trabajo genuino para las mujeres, con salarios que cubran la canasta familiar.
  • Cese del ajuste y por la reincorporación de todas las trabajadoras y trabajadores despedidos.
  • Paritarias sin techo y convenios colectivos con mirada de género.  
  • Políticas públicas para el cuidado.
  • Exigimos jardines maternales y paternales en los lugares de trabajo, en las escuelas y en los barrios, así como políticas de cuidado hacia las personas mayores y mayores licencias.
  • Cese de las violencias machistas y la trata de personas.
  • Licencias por violencia de género.
  • Leyes de emergencia en violencia de género.
  • Paridad entre varones y mujeres, tanto dentro del sindicalismo como en toda instancia política. 
  • Rechazo a la represión y la criminalización de la protesta.
  • Derogación de la reforma previsional y del pacto fiscal.
  • No a la reforma laboral.
  • Aborto legal, seguro y gratuito.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *