Search
domingo 21 octubre 2018
  • :
  • :

A 36 años de la Guerra de Malvinas, CTA y ATE recuerdan a los ex combatientes

La Central de Trabajadores/as de la Argentina (CTA) Autónoma de Río Negro y la Asociación Trabajadores/as del Estado (ATE)conmemoran hoy el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas en memoria de aquel fatídico 2 de abril de 1982 cuando las tropas argentinas desembarcaron en las Islas en el marco de una dictadura en decadencia, que utilizó el justo reclamo de soberanía como último recurso para sostenerse en el poder.

Sin embargo, la maniobra militar no escapó al horror de la dictadura Genocida y cientos de jóvenes fueron empujados en condiciones paupérrimas y asediados con torturas y tratos inhumanos en manos de sus propios superiores. Los crímenes de lesa humanidad que se cometieron durante este periodo, en continuidad con el despliegue llevado adelante en el continente, aún siguen siendo denunciados. 

La guerra le costó la vida a 649 personas y al menos 350 ex combatientes se suicidaronposteriormente. Cabe destacar que a su regreso, lejos del reconocimiento que el Estado les debía, se los ocultó, desprestigió y llenó de miedo para que no hablaran. Aún en democracia se les negó por largos años políticas económicas y sociales que los contuvieran y se debió esperar -en constante reclamo-  hasta 2015 para que se desclasificaran los archivos y se entregaron 700 actas de las Fuerzas Armadas a la Comisión Nacional de ex Combatientes de Malvinas con pruebas de los tratos ultrajantes a los que fueron sometidos. 

A 36 años de este episodio, tanto la Central Obrera como el Sindicato recuerdan con profundo sentir a tantos jóvenes que dejaron la vida en condiciones de extrema desigualdad en pos de recuperar un territorio usurpado por las fuerzas británicas desde el año 1833.

Al mismo tiempo, junto con volver a reclamar la soberanía sobre las Islas, reitera el pedido de justicia y denuncia las vejaciones sufridas por los soldados a manos de oficiales y suboficiales, uno de los costados más aberrantes de la guerra. Una guerra que fue utilizada como última carta ante las movilizaciones populares que crecían contra el Gobierno de facto de Leopoldo Galtieri y que también coronó la última actuación de la dictadura de 1976.  




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *