Search
lunes 22 octubre 2018
  • :
  • :

En el Día Internacional de la Salud, ATE reivindica el sistema público y le dice no  a la CUS

La Asociación Trabajadoras/es del Estado (ATE) de Río Negro conmemora este sábado el Día Internacional de la Salud y se pronuncia a favor del sistema público, gratuito y de calidad desarrollado por el doctor Ramón Carrillo y contra todo intento del Presidente Mauricio Macri de sustituirlo por uno parcial o totalmente privado, como es la Cobertura Universal de Salud (CUS).
 
Desde su sanción por decreto en julio de 2016, ATE batalla contra la aplicación de este “caballo de Troya” que hiere de muerte a la Salud Pública con la complicidad de ciertos gobernadores, varios intendentes y muchos dirigentes sindicales. Los trabajadores/as del Estado han constituido, junto a 70 organizaciones en todo el país, el Movimiento No a la CUS.
 
Este sistema, ideado en la conservadora Europa de los ’80, crece en nuestro país con una gran contradicción: brindar cobertura universal dentro del sistema público y gratuito que garantiza la Constitución Nacional.
 
La fase superior del neoliberalismo sanitario ha paralizado y vaciado ya programas nacionales como el ex Remediar o ex Médicos Comunitarios, y proyectos de Salud Mental y Salud Sexual y Reproductiva
 
Bajo el argumento de ofrecer médicos de cabecera, digitalización de historias clínicas y la posibilidad de que cualquier ciudadano sea atendido en un establecimiento privado, se verán restringidas la cantidad y tipo de atenciones patológicas. 

Varios son los profesionales que advierten que se pretende traspasar de un sistema preventivo de excelencia -en que el Estado financia la oferta sanitaria-, a otro curativo en que se financiará -a regañadientes- la demanda.
 
Desde octubre pasado la CUS fue puesta a prueba en la ciudad de Guaymallén, provincia de Mendoza, y se experimentará próximamente en los departamentos cuyanos de Las Heras, Godoy Cruz y San Rafael. Asimismo, todos los gobiernos del NOA ya se han adherido a él.
 
La fase superior del neoliberalismo sanitario ha paralizado y vaciado ya programas nacionales como el ex Remediar o ex Médicos Comunitarios, y proyectos de Salud Mental y Salud Sexual y Reproductiva. 
 
Pero no sólo están involucrados en esta tarea funcionarios de Estado, sino también la conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT) que legitimaría el traspaso de 8 millones de pesos del Fondo Solidario de Redistribución –aporte de los trabajadores a las obras sociales- para financiar la CUS.
 
Hoy más que nunca, desde Río Negro, ATE llama a la defensa de un sistema modelo en el mundo que garantiza atención sanitaria para cualquier persona que pisa suelo argentino.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *