Search
jueves 19 octubre 2017
  • :
  • :

ATE lamenta profundamente el fallecimiento de Eduardo Sotelo y acompaña su familia en estos momentos de inmenso dolor

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) lamenta profundamente el fallecimiento de Eduardo Sotelo producido durante la jornada de hoy y acompaña a toda su familia en estos momentos de inmenso dolor. 
 
El deceso que causa conmoción en toda la militancia de la entidad sindical se habría producido a raíz de un paro cardio respiratorio mientras realizaba algunos trabajos en la que sería su vivienda familiar, ya que durante los días de descanso era él quien levantaba su casa a mano y con su esfuerzo propio. 
 
Su temprana y sorpresiva muerte golpea con dureza a los trabajadores estatales, a la militancia del sindicato y a sus compañeros de Parques Nacionales 
 
Era trabajador de Parques Nacionales en la ciudad de San Carlos de Bariloche y aunque actualmente integraba el Consejo Directivo Nacional (CDN) de ATE, había tenido numerosas responsabilidades gremiales, como delegado de sector, paritario nacional y miembro de la Comisión Directiva provincial del sindicato.
 
Sotelo dedicó toda su corta vida a la defensa incondicional de los derechos e intereses de los trabajadores y tuvo participación activa y permanente en asociaciones y comisiones orientadas a llevar a cabo tareas solidarias destinadas a la comunidad. 
 
Deja a una hermosa familia y varios hijos. Su muerte golpea con dureza a toda la militancia del gremio y a sus compañeros de trabajo.
 
Se trata de una pérdida irreparable para todos y su humildad, generosidad, entrega a los demás y vocación social deberán ser un ejemplo a imitar a partir de hoy. 
 
Sin dudas que Eduardo Sotelo deja un legado de lucha, una posta que debemos continuar y que sobre todo los jóvenes deben abrazar.
 
Su recuerdo estará siempre presente en cada rincón de la provincia y sus acciones, palabras y momentos compartidos quedarán guardados en nuestra memoria. Eduardo Sotelo se trata de aquellas personas que no se pueden olvidar.
 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *