Search
lunes 20 noviembre 2017
  • :
  • :

Anuncios de Macri │ La CTA llama a redoblar la movilización popular para frenar el nuevo ajuste

Conocidos los anuncios del Presidente de la Nación, Mauricio Macri sobre un paquete de reformas laboral, previsional, judicial y tributario, desde la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma y, su sindicato de base, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) se salió rápidamente a manifestar su rechazo y demandar la movilización popular.

Es que estos “acuerdos básicos” -que el Gobierno anunció hoy en el marco de una protesta de distintas organizaciones sociales y ya comenzó a negociar con gobernadores, legisladores, cámaras empresarias y sindicalistas anti-obreros- perjudicarán notablemente a los trabajadores en actividad, a los jubilados y a los empleados desocupados.

“Esta historia ya la vivimos con el Gobierno de Carlos Menem. Aquella reforma del Estado dejó a cientos de miles de trabajadores en la calle y todas las reformas laborales que, supuestamente se llevaron adelante para resguardar y promover el empleo, sólo sirvieron para llenar los bolsillos de los empresarios, pero no redujeron en nada ni la precarización ni la desocupación, sino que fue todo lo contrario”, rememoró el Secretario General de ATE y CTA Río Negro, Rodolfo Aguiar y completó: “En aquel momento histórico ATE fue uno de los sindicatos que mostró una postura coherente en defensa de los trabajadores y fue también cuando nació nuestra Central Obrera frente a la traición de la CGT. Ahora nuevamente desde nuestras organizaciones sindicales debemos ser protagonistas de la resistencia obrera organizada. Incrementar nuestras acciones, nuestros afiliados, delegados y asambleas en cada sector de trabajo para frenar este feroz ajuste”.

Con un sindicalismo cómplice se anunció un paquete de medidas que golpeará con dureza a los trabajadores activos y jubilados

En el discurso de Macri se dejó ver que, en el marco de las reformas planteadas y supuestos consensos, se aplicará un fuerte ajuste de los haberes jubilatorios, de las pensiones, la asignación universal por hijo y otras prestaciones sociales para bajar el déficit fiscal. También se incrementarán el costo de los servicios y las tarifas, perjudicando a los que menos tienen.

Mediante la reforma laboral y previsional, por un lado los jubilados tendrán una drástica reducción de 100.000 millones de pesos; mientras que en relación a los trabajadores en actividad se asoma una fuerte rebaja de impuestos para las empresas, el retorno de las pasantías, convenios multitareas y el financiamiento del seguro de desempleo por parte de los mismos trabajadores.

Cabe destacar que la rebaja de los aportes patronales se financiará con los impuestos que paga toda la población. Concretamente, el pueblo subsidiará nuevamente a las empresas.

Los beneficios para las grandes empresas no se detienen ahí. Mediante la reforma el Gobierno buscar blindar a los empleadores con garantías para que puedan seguir precarizando trabajadores, además de poder dejar cesantes a los trabajadores ‘sin registrar’ sin la obligación de pagar indemnización.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *