Search
lunes 20 noviembre 2017
  • :
  • :

Hospital Roca │ Por falta de previsión de la Administración, se inundó la Guardia y quedó inutilizada

No hubo sorpresas en General Roca y tal como lo anunció el pronóstico meteorológico, alrededor  de las 18 horas comenzó una importante tormenta con lluvia y granizo. Toda la ciudad sabía que esto iba a suceder. Sin embargo en el Hospital local “Dr. Francisco López Lima” no se hicieron los trabajados de prevención y el servicio de Guardia pagó las consecuencias.

Es que por falta de limpieza de techos y canaletas, la gran cantidad de agua caída se acumuló en el techo de edificio y comenzó a filtrar por paredes. Como resultado se inundó todo el sector, se desplomaron elementos eléctricos del cielorraso y hasta se le electrificaron las paredes.

Como conclusión, la guardia debió ser cerrada y alrededor de las 21 horas se intentaba trasladar la atención de guardia a los Consultorios Externos. Mientras tanto, aunque no hay luz, las emergencias se atenderían en el Sector de Guardia. Cabe remarcar que por la electrificación de paredes, cada vez que se intenta restablecer el servicio eléctrico se activa la llave térmica.

“La falta de previsión de la Administración del hospital es total. Cómo puede ser que los vecinos estén pendientes de limpiar sus canaletas y techos frente a un pronóstico de tormenta y esto no suceda en un hospital de semejante complejidad”, cuestionó Juan Castro, referente de ATE del Sector y agregó: “La falta de mantenimiento no tiene que ver con los trabajadores que desarrollan esa función, sino con la Administradora que es quien programa día a día los trabajos a realizar”.

Durante la jornada se estuvo realizando una ablación de órganos y la operatoria pudo haber sido afectada si la falta de responsabilidad también ocasionaba otros inconvenientes.

“Se cortó la luz en el Sector de Guardia, pero no hubo cortes en el resto del nosocomio. Con semejante irresponsabilidad manifiesta no sabemos qué podría suceder si el corte de la electricidad fuera general. No tenemos la garantía que el grupo electrógeno se active inmediatamente frente a una situación de necesidad”, advirtió Castro y completó: “Cuando se produjo el temporal, rápidamente fuimos hasta nuestro hospital para ver cómo estaban los compañeros en los distintos sectores y nos encontramos con la inundación completa de la Guardia. Es cierto que ahí también estaban la Directora y la Administradora, pero el nerviosismo que tenían evidenciaba su irresponsabilidad”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *