Search
martes 30 noviembre 2021
  • :
  • :

25N | ATE conmemora el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

25N | ATE conmemora el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres

El departamento de género, mujeres y diversidades de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) emitió un documento en el marco del  “Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres” que se conmemora este 25 de noviembre.

En el texto el sindicato recuerda que un día como hoy de 1960 fueron brutalmente asesinadas por la policía las hermanas Mirabal conocidas como Las Mariposas, quienes fueron mujeres militantes que se oponían a la dictadura de Rafael Trujillo en República Dominicana. Desde entonces se transformaron en un símbolo de lucha y compromiso para el movimiento de mujeres.

Es por ello que en 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 48/104 para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, como «todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada». En consecuencia, para respaldar esta decisión, en 1999 la Asamblea General proclamó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

“Esta consigna nos convoca los 365 días a denunciar que la violencia por cuestiones de género es una de las violaciones a los derechos humanos más extendidas en todas las culturas del mundo y que persiste gracias a la transmisión de patrones culturales que contribuyen a perpetuar las prácticas que entrañan violencia en la familia, en las relaciones de pareja, laborales, en las decisiones sobre la salud sexual y reproductiva, entre otras, dejando enevidencia relaciones de poder históricamente desiguales entre hombres y mujeres”, señala el texto del  Departamento de género, mujeres y diversidades de ATE.

Asimismo, mencionan que la violencia “responde a patrones estructurales de discriminación, poder e impunidad de quienes nos violentan, es un comportamiento aprendido a partir de estructuras familiares, laborales, sociales y políticas, que se transmite o trasciende a generaciones posteriores, por lo tanto, si la violencia se aprende puede ser desaprendida”.

“Nos convocamos cada une desde su lugar de trabajo, de militancia, de vida, para exigir al Estado, a la sociedad civil y para aportar cada une de nosotres como actores en nuestra cotidianeidad, a generar y promover acciones que contribuyan a poner fin a la violencia por cuestiones de género. El Estado debe modificar prácticas jurídicas que respalden la tolerancia a la violencia; debe establecer procedimientos legales justos y eficaces, medidas de protección, juicio oportuno y acceso efectivo a los recursos, sanción a los responsables y reparación a las víctimas”, continúa el texto.

“Consideramos importante que el diseño de políticas públicas sea realizado con un enfoque transversal en derechos humanos con perspectiva de género e interseccionalidad, incluyendo a mujeres migrantes, afrodescendientes, trans, trabajadoras sexuales, de pueblos originarios, con discapacidades, rurales, de centros no urbanos y del colectivo LGTBIQ+. Que cada política garantice el acceso efectivo a la justicia y medidas reparatorias del daño que padecen las víctimas y que el Estado se ocupe de quebrar la garantía de impunidad socialmente instalada para los actos de violencia”.

Finalmente, desde el Departamento de género, mujeres y diversidades expresaron que “como mujeres, cuerpos gestantes, diverses, disidentes, trabajadoras/es, militantes comprometides con lo que acontece en nuestra sociedad, queremos ser promotoras/es en cada acción tendiente a la sensibilización con perspectiva de género, dentro y fuera de nuestro Sindicato, en nuestros lugares de trabajo, en nuestra comunidad, con objetivo de respetar el derecho a vivir libres de violencias, es por ello que necesitamos un Estado y una sociedad presentes y garantes”.

¡Por trabajo digno, libre de violencias y acoso, condiciones y salarios dignos!